PRENSA & INTERNET

  • Cuando tenía ocho años y jugaba con su primo en el campo, Ricardo Ten se electrocutó con un cable de alta tensión. El incidente le cambió la vida. Los médicos se vieron obligados a amputarle los dos brazos y una pierna. El 75% de su cuerpo quedó dañado por las quemaduras. Estuvo casi un año en el hospital, recomponiéndose. Escuchar una y otra vez que iba a ser incapaz para algunas cosas le sirvió de estímulo. Aprendió a escribir con la boca e hizo los deberes como cualquier otro niño. No perdió curso, tampoco las ganas de jugar al fútbol o al baloncesto. Cuenta el valenciano a El Confidencial que a veces conseguía ganarles a compañeros sin discapacidad y que su madre enloquecía cada vez que le veía llegar de las pachangas con llagas en los muñones: "Llevo la competición en la sangre, odio perder". De familia motera, su gran pasión es sin embargo el ciclismo, deporte al que actualmente se dedica. "Es lo más parecido a una moto", afirma con cierta guasa...

    Enlace: Ricardo Ten:...
Patrocinadores LIBERTY SEGUROS

ricardoten.es usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×